Por qué no importa la calidad del cuidado infantil de su hijo

“Cuidado infantil de calidad buena se puede definir como servicios de cuidado infantil que les proporcionan un ambiente receptivo y desarrolladoramente apto para los niños pequeños. Esta atención de calidad buena, sumado a un entorno de calidad buena en el hogar, conduce al mejor desarrollo físico, intelectual, social y emocional posible en el niño. Los padres que saben que su hijo está recibiendo cuidado infantil de calidad buena pueden estar seguros de que su hijo está seguro, nutrido, y obligado de aprender ” (Extensión Cooperativa de Carolina del Norte, 2013, p. 1).
Los primeros cinco años de vida son fundamentales para el desarrollo de toda la vida de un niño. Las primeras experiencias y ambientes de los niños pequeños preparan el camino para el desarrollo y el éxito futuro en la escuela y la vida. Las experiencias tempranas influyen realmente en el desarrollo del cerebro, el establecimiento de las conexiones neuronales que constituyen la base para el lenguaje, el razonamiento, la resolución de problemas, las habilidades sociales, el comportamiento y la salud emocional.
Las familias y las comunidades juegan un papel crítico en ayudar a los niños a prepararse para la escuela. Es más probable que los niños de familias que son económicamente seguros y que tienen relaciones saludables tengan éxito en la escuela.
Como los alimentos de calidad buena afectan al desarrollo físico del niño, los materiales y un ambiente de aprendizaje de buena calidad, junto con los educadores expertos y amorosos, hace una gran diferencia en el desarrollo cognitivo, emocional y social de su hijo.
Enlaces sobre el cuidado infantil de buena calidad:

Explora los siguientes enlaces para aprender más acerca de la preparación de usted, su hijo y sus escuelas para la importante tarea de liberar el potencial completo de todos los niños.